domingo, 17 de mayo de 2015

Impresionante Finale


Finale ha sido la guinda de un pastel ligeramente improvisado, hecho sin embargo en una cocina repleta de suculentos ingredientes con los que fallar era difícil. Finale Ligure: la última parada en un inolvidable recorrido litoral del este al oeste de la Liguria. Como dice Flavio en el video The Rise of Enduro, Finale es como cocinar el plato perfecto de pasta porque su entorno ofrece los mejores ingredientes.

Bellamente atrapado entre el mar y montes de más de mil metros, Finale es un pueblo manejable y cercano al mar, con calles estrechas y empedradas, casas muy bien conservadas y un casco histórico repleto de pequeños comercios que ofrecen artesanías y productos hechos a mano, con cariño y, a menudo, con el saber hacer de una tradición mantenida durante generaciones. Un claro destino de turismo activo, donde practicar deportes tan dispares como la bicicleta de montaña o la escalada es posible gracias a una disposición geográfica de excepción. 

La vecina Finalborgo es la hermana guapa. No tiene mar pero tiene una ciudad amurallada llena de vida: desde vecinos que hacen compras o pasean, hasta bikers exhaustos que vuelven del monte como guerreros medievales a lomos de sus bicicletas, pasando por familias enteras de escaladores venidos de todo el mundo. Sea cual sea el deporte que practiquen (escalada, senderismo, bicicleta), todos comparten la sonrisa que se le dibuja a quien lleva días practicando sus aficiones favoritas en un entorno único como el de Finale. 

Pero ni Finale ni Finalborgo serían ese plato perfecto sin otro ingrediente fundamental: su gente.No hace falta demasiado para verse envuelto en conversaciones con desconocidos o para compartir momentos y conversaciones con personas abiertas y acogedoras como las que nos hemos encontrado. Ejemplo de ello son Rafaella y Emanuele, una pareja que regenta un B&B y gracias a la cual, no sólo hemos podido disfrutar al máximo de nuestra corta visita a esta parte de Italia, sino que nos hemos enamorado de este pueblo que reúne todo aquello que nos gusta. Ellos nos han hecho pensar que volver no es un sueño sino que será una realidad. Queremos volver y disfrutar más de Finale, de la escalada, de los caminos para la bici, de las rutas de montaña, de la cerveza y la rica cena ganada después de una jornada practicando cualquiera de nuestras pasiones. Queremosvolver a ver a quienes en poco tiempo se han convertido en amigos, ver a quienes nos han abierto sus brazos y nos han acogido de manera inolvidable. Queremos volver y seguir pasando buenos ratos con sus conversaciones e historias. Volver y reencontrarnos con ellos y con toda la gente que nos ha hecho disfrutar tantísimo de este viaje será toda una alegría.

He conocido unos guías de Enduro que han hecho que me lo pasara como un niño en una juguetería. Ale & Louise (Just ride Finale) son gente con la que disfrutar del sinfín de caminos que la zona ofrece y con los que compartir risas al final de cada tramo. Buenos conocedores del lugar que garantizan la diversión de quien se lance a descubrir Finale con ellos. Y no sólo fueron ellos los responsables de un día magnífico, también había un grupo de alemanes con los que compartí senderos únicos, muchas ricas y una suculenta comida.

Al comienzo del viaje, una señora inglesa casada y afincada en Genova nos dijo "make the most of it, always!"… Y así lo hicimos. Fue como una pequeña hada en nuestro viaje o como el pequeño gnomo del bosque que, con su aparición premonitoria, contribuyó a que el viaje fuera todo un descubrimiento repleto de sensaciones y alegrías.

Grazie Finale, grazie mile. A presto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada